Fundaciones privadas

Pablo 8 diciembre 2013 0

9371410-trabajo-al-aire-libre



Cuando uno piensa en subvenciones le vienen a la mente siempre los organismos públicos de mayor o menor nivel, los cuales algunas veces cuentan con una bolsa para fomentar el desarrollo de proyectos empresariales o solidarios, tanto en formatos de préstamos a bajo interés como en ayudas a fondo perdido.

No obstante, conviene recordar que también existen fundaciones de capital privado que buscan oportunidades interesantes para impulsar estas y otras iniciativas, algunas veces de un modo altruista y otras a cambio de un porcentaje de los beneficios o una participación en la toma de decisiones del proyecto.

Cuando las subvenciones no llegan o no son posibles por algunas circunstancias, a veces se tiene la sensación de que ya no se puede hacer nada más, cuando la realidad es que tal vez sería posible conseguir el respaldo de uno o más mecenas con los que llevar a buen puerto la idea si esta es lo suficientemente interesante como para atraer su atención. Tan solo es necesario estar bien informados sobre todas las vías que existen, tanto públicas como privadas, y no darse nunca por vencido, pues muchas veces el primer no no es el que decide el fin de una idea, sino que es el primer escalón sobre el que apoyarse para llegar hasta arriba y poder hacerla posible.