Cómo mejorar el Retargeting de las empresas chilenas

Alejandro 13 diciembre 2016 0

Cómo mejorar el Retargeting de las empresas chilenas

Cada vez hay más técnicas de publicidad online para atraer clientes potenciales. Este tipo de clientes es el que al final interesa a las empresas, puesto que son los que realmente estarán interesados en sus productos y los comprarán. Tener claro cuál es el tipo de cliente al que quiere dirigir su campaña la empresa es algo fundamental si no quiere cometer otros errores posteriores ni hacer que su presupuesto se dispare. Por supuesto, tienes que saber que aprender a reparar errores te puede dar un trabajo más rápido, pero debes conocer cuáles son esos errores y cómo subsanarlos en tu campaña de marketing.

El Retargeting es una técnica de publicidad online que tiene como fin captar a clientes potenciales que en algún momento visitaron la página de la empresa y no realizaron una compra para que vuelvan a visitar su sitio web. Esto se ve muchos en las redes sociales con los banners de publicidad y es una técnica que debe complementar a otras. Pero el retargeting no sólo puede utilizarse para atraer a clientes que en su momento no compraron, también podemos ofrecer a aquellos que previamente realizaron una compra nuevos productos o animarles a que vuelven a visitar el sitio web y hagan otra. Trata de obtener toda la información acerca de por qué la primera vez que ese cliente visitó tu web no hizo una compra, y utilízala para mejorar los mensajes con los que tratarás de volverlos a captar. Esto es algo que al principio puede resultar estresante, pero a medida que vayamos perfeccionando nuestros conocimientos sobre retargeting y qué errores hemos cometido nos será mucho más sencillo enfocar nuestra campaña de una forma mucho más eficiente. Hay encuestas y estadísticas que ofrecen a las compañías información sobre por qué la mayoría no hace una compra cuando visita un sitio web, entre las principales están:

  • Demasiados gastos de envío.
  • Problemas técnicos.
  • Precio demasiado elevado.
  • Necesidad de registrarse antes de hacer la compra.
  • Otros.

Seguramente, muchos de los clientes potenciales que no compraron en tu web tuvieron alguna de estas experiencias. Hay soluciones como ofrecer descuento en el producto o una rebaja en los gastos de envío que podrían hacer que se plantee realmente hacer su compra en la web. Un consejo que nos dan nuestros amigos de Neilpatel es que, si tenemos diferentes tipos de anuncios para influenciar de formas diferentes a la audiencia, también tenemos que tener diferentes landing pages para cada anuncio. Eso sí, debemos ser coherentes y tratar de que los anuncios y las landing page estén conectadas. Esto puede hacer que incrementemos nuestros registros en un 32%, por lo que debes tenerlo muy en cuenta.

Tras un tiempo utilizando tu campaña de retargeting, evidentemente no todo el mundo se habrá convertido, por lo que hacer una nueva campaña de retargeting para ese grupo puede ser beneficioso. Mostrar un nuevo anuncio a tu público cada tres semanas puede ser beneficioso, ya que al final se mezclarán con el resto de tanto haberlos visto. En el caso del retargeting, puedes pujar por tus anuncios un poco más, ya que las probabilidades de éxito son mayores con esta técnica de publicidad. No olvides seleccionar bien la frecuencia con la que tu anuncio aparecerá, debes encontrar el equilibrio para no agobiar a tus clientes, pero también para que capten tu presencia.

Si eres novato, nuestra recomendación es que en lo que a retargeting se refiere, empieces utilizando una única plataforma en la que trabajar constantemente y, una vez hayas adquirido los conocimientos necesarios y hayas comprobado que funciona, amplíes tus horizontes.